Loading...

Conciencia ambiental: el 88% de los niños no tira basura en la calle, según un estudio

Home / Novedades / Conciencia ambiental: el 88% de los niños no tira basura en la calle, según un estudio

Un estudio realizado entre padres de niños de tres a 13 años en ocho países de la región reveló un alto interés por la protección del medio ambiente: siete de cada diez creen que sus hijos están preocupados por proteger el planeta.

Casi todos los menores de esas edades realizan al menos una actividad orientada a la protección del planeta. Sin embargo, en Argentina y Brasil se observó un «compromiso mucho menos activo» que en el resto de los países.

La encuesta, que reunió información desde la perspectiva de los padres, abarcó a la Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Ecuador, Estados Unidos, México y Perú con el objetivo de entender el poder y la influencia de los niños, analizar sus hábitos de consumo, las prácticas de protección del medio ambiente y el uso de internet.

Los países que cubre el estudio representan el 80% de la población de la región.

El nivel de preocupación por el medio ambiente que se percibe entre los niños argentinos se traduce en acciones concretas en menor medida que en otros países de la región. En cambio, según detalló Infobae, Chile se destaca como el país de la región donde se expresa mayor interés por la protección ambiental, con un 84% de padres que ven a sus hijos preocupados por este tema.

El interés de los niños argentinos ubica a nuestro país en segundo puesto en el ránking de preocupación ambiental. Al final se ubican los Estados Unidos, con los menores niveles de interés, con un 60% de padres que perciben esta preocupación en sus hijos.

El nivel de interés por el cuidado ambiental parece crecer con la edad: un 77% de los padres con hijos de 10 a 13 años percibe que sus hijos están preocupados por la protección del medioambiente, mientras que en el grupo con niños de 3 a 9 años alcanza un 66%.

El estudio realizado por WIN Internacional, asociación líder en investigación de mercado en el mundo y su miembro argentino Voices! dejó ver que el alto grado de preocupación por las cuestiones medioambientales que demuestran los niños en la región se expresa también en el rol que asumen como portavoces del cuidado y respeto por el medioambiente dentro del hogar. En ese sentido, se les consultó a los padres quién es más responsable de recordar al otro acerca de la protección del medio ambiente en el ámbito del hogar.

Los padres tienden más a verse a sí mismos como los principales encargados de recordar a sus hijos (43%) sobre el cuidado ambiental, mientras que un 42% afirma que sus hijos tienen el tema tan presente como ellos y la responsabilidad es compartida de manera equitativa. Apenas un 14% atribuye a sus hijos el rol protagónico de insistir en la necesidad de proteger el medio ambiente.

Para el 56% de los padres, sus hijos activamente lideran o comparten la responsabilidad de pensar en el medio ambiente, lo cual es un dato alentador.

Los niños argentinos: interesados pero no tan activos

El elevado interés ambiental que manifiestan los niños de la región no siempre se traduce en acciones concretas para la protección del medio ambiente. Aunque casi todos los chicos en cada uno de los países relevados realiza al menos una actividad orientada a la protección del medio ambiente -tales como elegir una movilidad sustentable, evitar el uso de plástico o adquirir productos de material reciclado- éstas son llevadas a cabo por menos de la mitad de los niños en América.

Tanto en la Argentina como en Brasil, los niños muestran un compromiso mucho menos activo con el cuidado del medio ambiente ya que el porcentaje que implementa cada una de las actividades consideradas es mucho menor que el de los demás países. La única acción en la que se encuentran tan involucrados como sus pares en otros países es la de «no arrojar basura en la calle», actividad que el 89% de los niños en la Argentina y 83% en Brasil realizan, comparado con el 88% a nivel regional.

Cuidado de la vía pública

«No arrojar basura en la calle» aparece como la principal acción realizada para el cuidado ambiental (implementada por 88% de los niños). Le siguen en orden de implementación actividades relacionadas con el cuidado de recursos naturales, como «apagar las luces innecesarias en casa» (73%) y «evitar el uso de demasiada agua corriente» (68%).

Entre las acciones implementadas por menos de la mitad de los niños en la región se encuentran «usar la bicicleta / caminar / compartir el viaje en automóvil para ir a la escuela» (44%), «evitar el uso de vasos plásticos / sorbetes» (42%) y en el último puesto, «comprar productos fabricados con materiales reciclados», lo que apenas lleva a cabo un 26% de los chicos, quizá por la falta de concientización respecto al daño ambiental que producen los plásticos.

A su vez, en los países del norte cobra mayor relevancia la separación de residuos, y se ubica entre las principales actividades realizadas por los niños canadienses (89%) y un poco menos en los EEUU (65%).

Mientras tanto, el uso consciente y ahorro de papel es la principal medida tomada por nueve de cada diez niños en Perú (90%) y Ecuador (88%), mientras que un poco más de la mitad de los niños en el resto de la región hace lo mismo (55%).

En cuanto al ahorro de energía y agua, son los niños ecuatorianos, peruanos y chilenos los que prestan más atención a estos recursos que el resto de sus pares en la región: mientras que 73% de los niños en la región apaga las luces innecesarias, más ocho de cada diez en Chile (86%), Ecuador (82%) y Perú (78%) lo hace. Mientras el 82% de los niños en estos países ahorra agua, el promedio de los 8 países alcanza el 68%.

En la Argentina, los niños comparten las mismas prioridades que la media de los niños en los demás países; no obstante, con excepción del evitar arrojar basura en la calle, implementan todas las acciones en mucha menor medida que el resto.

No arrojar basura en la vía pública (89%), apagar las luces innecesarias en casa (57%) y evitar el uso de demasiada agua corriente (54%) son acciones tomadas por más de la mitad de los niños argentinos. Las restantes son realizadas por menos de tres de cada diez de los niños en nuestro país, mostrando particular desinterés por la adquisición de productos fabricados con materiales reciclados (sólo 6% de los niños en el país lo hace).

Según la directora ejecutiva de Voices!, Constanza Cilley, «los niños en la región, al igual que en la Argentina, parecen poseer una fuerte conciencia ambiental y deseo de preservar el medio ambiente, pero las acciones concretas realizadas en ese sentido no reflejan en gran medida el alto interés manifestado. Se vuelve necesario aprovechar el rol activo que los niños cumplen al interior del hogar como portavoces del cuidado ambiental, y acompañarlos en este rol con información que les permita conocer mejor los efectos de sus acciones sobre el medio ambiente y poner a su alcance pequeñas acciones y cambios de conducta que pueden llevar a cabo para reducir su impacto ambiental».