Loading...

La maestra que le enseñó al papá de una alumna y logró que vuelva a la escuela

Home / Novedades / La maestra que le enseñó al papá de una alumna y logró que vuelva a la escuela

Cristina Cejas es maestra de 1° en la Escuela N°65 «Maestros Argentinos» de Don Orione. La docente no se conformó con enseñarle a sus alumnos sino que incluso ayudó al papá de una nena quien, gracias a su incentivo y el apoyo de su propia hija, se inscribió para terminar sus estudios. 

Esta es la historia de una maestra, una alumna y un estudiante impensado: el papá de una nena.

“Uno trabaja con las individualidades. Ahí uno entiende que a Morena le costaba un poco y con mucho sacrificio, trabajo y compromiso de la nena logró alfabetizarse. En una maratón de lectura descubrí que le leía al papá», contó Cristina. 

“Le di la sorpresa a mi papá de que sabía leer”, dijo Morena con entusiasmo. 

Carlos Tapia, su papá, aseguró que tras esa experiencia «quedé muy asombrado de ver cómo leía. A mí me costaba leer y cuando la vi a ella me mató”.

La maestra tomó una foto de la imagen de la nena con el papá que resume el logro de Morena y el deslumbramiento del padre al verla aprender y superarse. La escena «quedó reflejada en una imagen angelada para nosotras. Que creo que es la inspiración de todas”, precisó la directora de la institución, Lorena Lidano, en diálogo con Telefé Noticias. 

«Mi gran maestro fue mi papá, un hombre de campo que no terminó la primaria pero al que le encantaba leer. Siempre crecí con ese mensaje: tenés que estudiar para no repetir mi historia«. 

Así, la historia de Carlos iba a empezar a cambiar. Sus dificultades para leer y escribir iban a quedar atrás. “El descubre que si hubiera podido acceder a la lectoescritura otra hubiera sido su historia”, añadió Lidano

El papá de Morena reconoce: «Me dio fuerza para empezar a estudiar; le pedí una ayuda a la maestra y me dijo ´cuando quieras y te puedo dar una mano yo´. Me dijo que era un orgullo que esté estudiando». 

Así, se animó a anotarse en la escuela de adultos N°705. «No sabía dividir. Ahora sé dividir hasta tres cifras y a leer lo que firmo». 

A veces yo lo ayudo con la tarea, como su segunda maestra”, relata con orgullo la pequeña Morena. 

«Vale la pena incentivar a los chicos a que estudien y que ello también sean agentes a llevar estas ganas a la casa«, explica Cristina.

Para este Día del Maestro, Morena preparó su cartita para la seño: “Le escribí ´gracias por ayudarme´ y le hice un dibujito”, mientras que su papá puso, por primera vez, su propio agradecimiento en letras. «Me dio un empuje, como una amiga, pero era una maestra». 

Cristina, la maestra de Morena y su papá Carlos
Cristina, la maestra de Morena y su papá Carlos

«Nosotros tenemos en esta mano el futuro de un montón de niños. A mí me apasiona esto y tanto a los chicos como a los papás les digo siempre que apuesten a la educación, que es la forma de cambiar el destino de cada uno», cierra Cristina.