Loading...

La Robótica como herramienta para enseñarles a razonar mejor a los alumnos

Home / Novedades / La Robótica como herramienta para enseñarles a razonar mejor a los alumnos

En 2020, todos los colegios del país deberán dar clases de programación y “pensamiento computacional”. Se trata de contenidos transversales a las materias. Los temas ya están listos y algunas provincias ya arrancaron.

Actualmente, la informática juega un rol fundamental, prácticamente en todas las situaciones de la vida cotidiana, y no sólo porque nos informamos a través de dispositivos digitales, sino porque detrás de la información que nos llega siempre hay un algoritmo de por medio, un conjunto de instrucciones que recibieron esas máquinas para que los datos se ordenen y se presenten de determinada forma.

En el mundo educativo consideran que enseñar a los chicos la lógica detrás de las máquinas automáticas -conocida  como el “pensamiento computacional”-  resulta tan importante como formarlos en matemática y lengua. Sobre todo, si los chicos pueden tomar conciencia de que a esas máquinas puede programarlas cualquiera, desde las grandes hasta ellos mismos.

En ese marco, en todos los países, se dan cambios curriculares en los sistemas educativos orientados a sumar estos contenidos.

En nuestro país, los ministros de Educación de las provincias -reunidos en el Consejo Federal- firmaron el año pasado una resolución que establece que todas las escuelas del país -desde el nivel inicial- deberán enseñar este pensamiento, también llamado “alfabetización digital», y que deberán hacerlo sobre la base de la programación y la robótica.

En ese contexto, acordaron los contenidos mínimos que se debe dar en cada nivel (NAP), mientras que cada provincia deberá definir su propio plan de implementación.

La directora nacional de innovación educativa, Florencia Ripani, explicó en diálogo con Clarín que los NAP fueron elaborados después de tres años de trabajo junto a académicos, facilitadores digitales y expertos nacionales e internacionales. Todas las escuelas tienen que incorporarlos, a más tardar, en septiembre del año que viene.

Según establecieron las autoridades, esas disciplinas deberán enseñarse en forma transversal, por lo que tendrán que estar presentes en todas las materias. Lo más complicado es contar con docentes, de todas las disciplinas, con la suficiente preparación como para introducir conceptos del pensamiento computacional en cada una de sus clases.

Es por eso que en la resolución firmada se establece que deberá implementarse un “plan de formación docente continuo, orientado a la sensibilización, difusión e integración” de los contenidos mínimos en educación digital, programación y robótica; además de integrar esos contenidos en la formación docente inicial.

La idea es ir avanzando en esta área de a poco. Los contenidos apuntan a que, desde el nivel inicial, los niños comprendan cómo funcionan las máquinas programadas y que se puede intervenir en ellas.

Según indican desde el Gobierno, todas estas acciones están enmarcadas en el plan “Aprender Conectados”.

Ripani detalló que ya están distribuyendo robots para todos los jardines de infantes estatales y que ya está asegurada la compra de robótica para la primaria y la secundaria. Las escuelas privadas tienen los NAP y otros materiales preparados para los docentes.

“Enseñar pensamiento computacional es muy importante y necesario, pero en la Argentina no se está avanzando lo suficiente y, en muchos distritos, no se lo está haciendo bien. En muchos casos, aparece sólo como una operación de marketing, en la que entregan kits robóticos de dudosa calidad y muy poco más. Hay que poner más esfuerzo en incluir la enseñanza del pensamiento computacional aplicado a diferentes dominios de conocimiento”, manifestó en diálogo con el diario Alejandro Artopoulos, experto de la Universidad de San Andrés.

El especialista mencionó algunas experiencias exitosas, tales como las escuelas PROA en Córdoba, donde en coordinación con la industria del software se introdujeron importantes cambios en los bachilleratos y se le dio centralidad a la formación de los estudiantes en programación.