Loading...

Dr. Hernán Navarro – GROOMING: EL “LADO B” DE INTERNET

Home / Dr. Hernán Navarro – GROOMING: EL “LADO B” DE INTERNET

 

El acoso sexual virtual a niños, niñas y adolescentes es delito en Argentina desde 2013. Según el Cuerpo de Investigaciones Judiciales, desde 2012 se han revelado más de 25.000 casos de grooming mientras que desde 2015 los casos aumentaron un 1.600%. Sin embargo, la ONG Grooming Argentina sostiene que sólo el 28,4 por ciento de los argentinos comprende de qué se trata este delito. Para conocer más sobre esta problemática que afecta a niños, niñas y adolescentes dialogamos con el Fundador y Director de Grooming Argentina, Hernán Navarro.

-Grooming Argentina describe claramente lo que significa el grooming. ¿Es una definición propia o la tomaron de otros organismos?

-La armamos nosotros con nuestros equipos técnicos y hoy tenemos la satisfacción de que la Justicia ya así lo determina, el término lo incorpora en los fallos. Fue un poco para bajar al castellano esta palabra que a mucha gente le cuesta, por eso tratamos de definir al grooming como “el acoso sexual virtual a niños, niñas y adolescentes”.

-En base a esa definición, cuáles serían las herramientas informáticas que utilizan estas personas para ejercer grooming.

-El mensaje que trato de transmitirle a la sociedad es el de corrernos de las redes sociales convencionales: hoy en todo espacio que permita un intercambio de mensajería tenemos que colocar a una potencial víctima. Por eso hay que romper con el imaginario social de que todo pasa por redes sociales convencionales como Facebook, Instagram, Twitter, Snapchat o WhatsApp. En cualquier plataforma tecnológica donde se dé un intercambio de mensajería instantánea lamentablemente podemos tener una potencial víctima.

-¿Puntualmente cuáles pueden ser esas plataformas, además de las redes sociales que los adultos conocemos?

-Nosotros tuvimos casos en Club Penguin, Mundo Gaturro, Amino… Te estoy hablando de aplicaciones o de juegos que a la mirada del adulto parecen inofensivos.

Por eso apelamos a tener un criterio mucho más fundado antes de darle un juego o una red social a los chicos. O como le decimos a los padres: “pensar antes de tirarle por la cabeza a los chicos una red social”. Porque, en definitiva, el desconocimiento hace que el adulto piense que porque el chico está en un juego que parece inofensivo está todo bien, pero ni siquiera se imagina el riesgo que hay o que el chico puede atravesar alguna situación de vulnerabilidad.

-¿Cuentan con cifras de casos de grooming detectados?

-Recibimos aproximadamente entre diez y doce denuncias mensuales, esto a contraposición de cualquier provincia que está manejando un promedio de entre diez y veinte denuncias desde la incorporación del grooming como delito penal en Argentina.

El desconocimiento que hay sobre el grooming es muy grande, es una problemática invisibilizada por el imaginario social: el 70 por ciento de los argentinos desconoce qué es el grooming. Este es hoy el único dato duro respecto de esta problemática que pudimos relevar con la consultora Management & Fit. Es un índice alto que va in crescendo, donde la mayoría de los casos que tuvimos al principio, ahora no se están dando tanto, eran los propios chicos los que denunciaban. Por eso cuando creamos Grooming Argentina habíamos pensado en una línea telefónica 0800 pero nos dimos cuenta que eran los propios chicos los que denunciaban así que tomamos la decisión de abrir un canal de WhatsApp que opera las 24 horas.

-¿Los chicos denuncian los casos a sus familias?

-No, a nosotros. Ahora vos fíjate qué paradójico, así como creen en un otro que no es tangible, en un otro que es un usuario, de la misma manera siguen creyendo como si no hubieran aprendido de lo que les pasó, eso habla de cómo es la cabeza de estos pibes de la Generación Z que, según los antropólogos, no pueden visibilizar un mundo off line, un mundo que no es digital, un mundo que no es del campo de lo virtual.

-Y en ese sentido, ¿qué señales podemos ver los adultos que nos indiquen que un chico está siendo víctima de grooming?

-Nosotros analizamos indicadores relacionados con el abuso sexual infantil. Lo que le marcamos al adulto en este ejercicio es, primero, no desatender y comprender y respetar el proceso biológico de todo adolescente donde las explosiones de rabia, de ira, las fluctuaciones en el humor, la baja del rendimiento escolar, el insomnio, etc., son factores que se les atribuimos a la adolescencia, al proceso biológico de la adolescencia. Luego observamos indicadores más específicos que recabamos de cada denuncia como por ejemplo el estar conectado hasta altas horas de la noche o el ocultamiento de los dispositivos móviles. Sin duda esa conjunción de voces de alerta da lugar a que la familia se siente con el chico y en forma tranquila, adulta y madura, dialogue y no interrogue al pibe ni se coloque en un papel de víctima porque vemos demasiado común esto de decirle al chico “mirá lo que estoy sufriendo por lo que hiciste”.

-Es como hacerlo responsable al chico de algo que no entiende…

-Claro, y el chico es la víctima. No olvidarnos que acá la única víctima es el chico. Y en esto también hay un factor que no puede pasar desapercibido, que a nosotros nos genera mucho esfuerzo desde la instalación y desde los protocolos que estamos generando a nivel familiar y es el resguardo de la evidencia digital. Como en la mayoría de los casos los chicos no confían en un adulto responsable por vergüenza, por miedo a represalias, por miedo a que les saquen los dispositivos, por un sinfín de cuestiones, lo que hacen estos pibes es borrar absolutamente todo y esos elementos probatorios no llegan a la justicia.

Nuestro desafío es también generar conciencia en el mundo adulto porque observamos que es la primera vez en la historia que un chico sabe más que su papá, que su mamá de algo en relación a esto que nos atraviesa a todos que es el manejo de los dispositivos, de las redes sociales, del mundo digital, de los entornos digitales.

-¿Existen políticas públicas desde el Estado para prevenir y ayudar a las víctimas de grooming?

-Nosotros estamos pidiendo a gritos que se incorporen políticas públicas. Venimos pidiendo espacios para poder capacitar a los actores que en definitiva puedan ejecutar políticas públicas porque el rol nuestro, el rol de una ONG no suplanta el rol del Estado, sino que lo debería complementar.

Entendemos que las situaciones de grooming se deben a abordar en el marco de los establecimientos educativos, pero para eso hay que darles herramientas a los equipos de orientación para que puedan advertir un indicador, para que se construya ciudadanía digital en el espacio aúlico, en definitiva, un montón de trabajo que lamentablemente desde los programas curriculares a nivel bajada de línea del Ministerio de Educación la verdad que no se está haciendo. Y te nombro la Educación Sexual Integral, por ejemplo, una materia relegada en nuestro país.

-No obstante, Argentina ya cuenta con la ley de grooming.

-El grooming es considerado un delito desde diciembre del año 2013 y se incorpora en el artículo 131 del Código Penal con la promulgación de la norma 26.904. La realidad es que nosotros desde Grooming Argentina tenemos una postura crítica respecto a esta norma, entendemos que es una norma ambigua, entendemos que es una norma subjetiva desde el punto de vista de aplicación penal y que lamentablemente no alcanza a tutelar el bien jurídico protegido que es resguardar la integridad sexual de nuestros pibes en las redes sociales, en internet, en las distintas plataformas tecnológicas de los entornos digitales.

-Hay como una negación a la era digital en todos los ámbitos…

-No sé si la palabra es negación, tendríamos que pensarla. Lo que observo es que el mundo adulto está incurriendo en muchos errores no forzados. ¿Nos preguntamos como padres de familia, como educadores, como un actor que toma decisiones a qué edad involucramos a los chicos a la tecnología, nos preguntamos a qué edad les damos la responsabilidad de tener hoy una red social, a qué edad les damos la responsabilidad de tener un celular inteligente?

El adulto desconoce ese lado B que plantea la tecnología, que plantea Internet, un lado B que viene a traer un montón de cuestiones realmente nocivas para el desarrollo integral de nuestros niños y adolescentes. Sin duda que esto el adulto no lo observa, no lo tiene incorporado, el adulto se autoexcluye por eso es fundamental que reaccione.

Entonces, una buena palabra que podríamos buscar es “reacción”. Generar la reacción del mundo adulto porque entiendo que hoy no está preparado para acompañar a los pibes en los entornos digitales. Porque, en definitiva, los estamos dejando solos a los chicos.

 

¿Qué es el grooming?

Según Grooming Argentina, el grooming es el acoso sexual virtual a niños y adolescentes, consiste en acciones deliberadas por parte de un adulto de cara a establecer lazos de amistad con un niño con fines sexuales.

Whatsapp de Grooming Argentina

011 15 2481 1722

Funciona las 24 hs para recepción de denuncias, consultas, dudas o pedidos de charlas.

Perfil entrevistado

Hernán Navarro es abogado, Fundador y Director de la ONG Grooming Argentina. Se desempeña como agente en la Secretaría de Niñez y Adolescencia de la Provincia de Buenos Aires y es docente de Derecho de Familia y delitos informáticos, en la Universidad de Morón.

Dónde denunciar:

Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación

0800-222-1717 o equiponinas@jus.gov.ar

Provincia de Buenos Aires

102 o www.mpba.gov.ar

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

137 o  www.fiscalias.gob.ar/en-linea/

Más info:

Guía de sensibilización sobre Convivencia Digital: www.gba.gob.ar/convivenciadigital

Material didáctico sobre delitos informáticos: www.ba-csirt.gob.ar

Nota: Carolina Stapcinskas