Revista Colegio

Las mejores propuestas educativas

Conectando puntos

La red VESS ha crecido gracias a la generosidad desinteresada de docentes y directivos de colegios, que más allá de pensar en sus propios “puntos” han decidido crecer hacia adentro y hacia afuera.


V ATENEO INTERNACIONAL VESS en Alicante

Por Gilberto Pinzón

La red VESS ha crecido gracias a la generosidad desinteresada de docentes y directivos de colegios, que más allá de pensar en sus propios “puntos” han decidido crecer hacia adentro y hacia afuera.

Steve Jobs, en su discurso a los graduandos de la Universidad de Stanford hace referencia a lo que se denomina o conoce como “connecting dots” o “conectando puntos”. Jobs narra cómo a través de su vida fue viviendo y enfrentando eventos y circunstancias que en su momento no significaban mucho, e incluso no parecían tener mayor relevancia pero años después, cuando se mira para atrás y se piensa en el presente es fácil ver cómo esos episodios se van conectando en el tiempo, cobran sentido, confluyen y generan una sinergia que terminan determinado lo que vivimos, logramos o no.

Hago referencia a esto en relación con lo vivido en la pasada Semana de Pensamiento VESS dentro de la cual tuvo lugar el V Ateneo internacional VESS que se realizó en Alicante España entre los días 14 a 19 de octubre. Durante dicha semana se reunieron cientos de educadores de España, Polonia, México, Colombia, Argentina, Chile y Estados Unidos.

Esta es la quinta versión del Ateneo VESS, el cual nació en el 2014 en Argentina como idea de Ana María Fernández, fundadora de Edu1st y creadora del modelo VESS. Su idea era abrir un espacio para que aquellos docentes que venían implementando el modelo pudieran compartir sus experiencias y aprender de sus colegas. En ese momento no pensamos que esa idea llevada a cabo se convertiría en lo que vivimos durante la pasada Semana de Pensamiento VESS. Lo primero para remarcar es que de tres días de los cuales se destinaba uno a la visita de un colegio y dos a las comunicaciones de los docentes a sus colegas, pasamos a seis días con nueve talleres conducidos por docentes de diferentes disciplinas y niveles académicos a los cuales asistieron más de 180 docentes y directivos. Visitamos dos colegios, recorrimos el Museo de Arqueología de Alicante para la siempre esperada experiencia de “mirar profundo para pensar profundo” y, adicionalmente, hubo más de 200 comunicaciones en simultáneo en 14 salones, en las cuales ya no sólo participaron docentes que ahora presentan conjuntamente con sus colegas de otros países y colegios, sino que se adhirieron padres y estudiantes para compartir sus aprendizajes en la conformación de una cultura de pensamiento VESS que hoy ya integra más de 100 colegios, 6,500 docentes y 30,000 estudiantes de 7 países.

Después de cinco años de Ateneos VESS podemos conectar varios “puntos”, muchos de ellos ideas y propuestas de miembros de la red, así como de integrantes del equipo Edu1st, que fueron dándose por el camino y que en la medida en que se desarrollaron se fueron asociando, creando sinergias con otras oportunidades que surgieron de la expansión de la red. En la medida en que el modelo VESS tiene más presencia en los ámbitos educativos hemos podido conocer más gente y con ella las posibilidades de generar nuevos “puntos” que no necesariamente podemos dimensionar inicialmente, pero que, con el paso del tiempo, el trabajo del equipo Edu1st y de miembros de la red se traducen en el nacimiento y consolidación de nuevas oportunidades y proyectos. Un ejemplo claro es la creación de la primera catedra de Neuroeducación en el mundo, un proyecto que se generó cuando miembros de la Universidad de Barcelona y de Edu1st se conocieron en un congreso educativo y que poco tiempo después condujo a una alianza entre Edu1st, gestor de VESS, y la Escuela de Educación de la Universidad de Barcelona en España. La Catedra de Neuroeducación UB-Edu1st es la confluencia de muchos “puntos” que se conectan para dar nacimiento a una propuesta ambiciosa que busca acercar la neurociencia a los educadores, llevar los hallazgos de los científicos del cerebro y la mente al aula de clase, que aquello que descubre la neurociencia en relación con el aprendizaje y los elementos que lo determinan como la memoria, la atención, las emociones, la motivación y la comprensión entre otras se hagan concretos y transferibles a las aulas, sin sobresimplificar o sobrestimar las investigaciones de los científicos, pero sí llevar aquello que vamos aprendiendo sobre el cerebro y la mente a la práctica de aula.

Para VESS, el objetivo de la educación debe ser el de desarrollar un buen ser humano, con equilibrio, que viva con sentido y propósito y que busque siempre agregar valor

La Cátedra de Neuroeducación UB-Edu1st avala al Ateneo VESS porque sabe que VESS ha entendido que la educación va más allá de memorizar contenidos, pasar exámenes o pruebas estandarizadas y servir de andamio para ingresar a la universidad. El modelo VESS ha entendido que los colegios no pueden sólo seguir siendo fábricas de trabajadores. Para VESS, el objetivo de la educación debe ser el de desarrollar un buen ser humano, con equilibrio, que viva con sentido y propósito y que busque siempre agregar valor. Este individuo ético debe tener conocimientos que pueda usar y transferir al mundo real; debe tener las actitudes, disposiciones, habilidades y competencias para adaptarse proactivamente al mundo en el que vive. Hoy sabemos que muchas de las competencias y habilidades que se requieren para esta realidad cambiante y veloz en la que vivimos son desarrollables desde el colegio y en las aulas de clase. El enfoque transdisciplinario de cerebro, mente y educación nos da hoy información muy importante de cómo la implementación de prácticas pedagógicas estratégicas ayuda a los niños a construir por ejemplo funciones ejecutivas, elemento fundamental para el desempeño exitoso de todo ser humano.

VESS y la Catedra de Neuroeducación UB-EDU1st son conscientes del gran desafío que tienen los colegios y los educadores hoy; por eso apoyan al Ateneo VESS y a su red para propiciar la conexión de puntos ya acontecidos y generar nuevos puntos que nos permitirán llegar a más educadores y más estudiantes de mejor manera, con una mejor educación.

La red VESS ha crecido gracias a la generosidad desinteresada de docentes y directivos de colegios, que más allá de pensar en sus propios “puntos” han decidido crecer hacia adentro y hacia afuera. Los centros que hoy integran la red de colegios que participaron en el pasado Ateneo VESS son gestores de la transformación educativa que tanto se requiere en el mundo y se apoyan en esta plataforma que los reunió durante la semana de pensamiento VESS.

Los “puntos” como oportunidades y posibilidades se generan constantemente, pero no necesariamente todas las personas somos capaces de identificarlos en su momento y menos de presagiar sus implicaciones para el mañana. Se requiere de un equipo de gente con apertura y la posibilidad de tener una visión de futuro orquestado por la interconexión de personas y eventos.

Podemos decir que los días vividos durante la Semana de Pensamiento VESS fueron un éxito por el aprendizaje que propiciaron, las interacciones que se dieron, las experiencias compartidas y la consolidación de una red de personas generosas y comprometidas con el nosotros como “puntos” de conexión y crecimiento para fomentar la transformación educativa hacia la construcción de una cultura de aprendizaje y pensamiento.